Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

Consejos para comprar carne de calidad

Comprar carne de calidad asegura preparar y consumir los mejores platos. Pero, sabemos que en ocasiones puede resultar un poco difícil reconocer una buena pieza. Si buscas llevar a casa un cerdo realmente delicioso, te damos algunos consejos que facilitarán tu elección.

Apariencia, textura y aroma para comprar carne de calidad

Con ojear la carne superficialmente se puede conocer algunos puntos de relevancia para determinar si es buena o no. El secreto está en verificar tres aspectos:

  • Apariencia: al observar la carne de cerdo se podrá confirmar si el color es adecuado. Este debe tener una tonalidad pálida y puede llegar a presentar cierta acentuación rosada. Sin embargo, si su coloración es marrón o amarilla es mejor descartar.
  • Textura: algunas personas miran el color de la carne, pero no la textura que tiene. Confirmar la firmeza de esta, permite conocer si ha logrado mantenerse en buen estado. Por ejemplo, si hay una considerable pérdida de líquido o está goteando no está en buenas condiciones. Por el contrario, aquella que tiene un equilibrio entre resistencia y suavidad son ideales, acompañadas de la deseada jugosidad.
  • Aroma: si buscas comprar carne de calidad, percibir su aroma puede ser de gran ayuda. El olor del cerdo es muy suave, por lo que notas ácidas, muy fuertes, avinagradas o extrañas son un mal indicio.

¿Cómo saber si es cerdo blanco o ibérico?

Muchas personas al querer comprar carne de cerdo de calidad encuentran un desafío: diferenciar el blanco del ibérico. No hay mala decisión, pero elegir uno dependerá de tus necesidades y gusto, por eso es necesario informarse al respecto.

Una de las principales diferencias que se puede notar a simple vista es la infiltración de grasa del cerdo ibérico. Aunque, vale aclarar que no se trata de un elemento dañino o desagradable, por el contrario, quién prueba este alimento queda encantado con el buen sabor de su jugosidad.

Esto se debe a que tiene un gusto particular que genera un resultado más tierno en la carne ibérica. Además, una parte de esta grasa suele desvanecerse al cocinar el alimento, por ejemplo, en la parrilla.

En cuanto al tamaño, el cerdo blanco es imponente al ofrecer piezas más grandes que su contrario. Por lo que, si buscas simplemente un alimento más generoso, comprar carne de calidad de este ejemplar puede ser acertado.

Hemos hablado de la relevancia del color al buscar una buena carne. Pues, este punto también es importante al querer diferenciar ambos alimentos, pues el cerdo ibérico presenta una coloración más oscura.

Cómo saber si es cerdo blanco o ibérico

¿Por qué comprar carne ibérica de calidad?

El cerdo ibérico suele causar rechazo a los pocos conocedores de su carne, debido a la generosa infiltración de grasa. Por eso, siempre es bueno aclarar que se trata de una selección muy saludable.

De hecho, comprar carne de calidad ibérica significa preparar un plato con propiedades nutricionales. Por lo que, toda la familia podrá beneficiarse con este alimento tan favorecedor para el sistema cardiovascular.

Son tantos sus aspectos positivos a nivel nutricional y gusto, que incluso esta infiltración de grasa se compara con el aceite de oliva.

Elegir la parte correcta del ibérico según sus características

El cerdo ibérico es muy popular, ya que cuenta con una serie de características tan exquisitas como inigualables. De hecho, muchas personas que buscan comprar carne de calidad, colocan esta opción la primera y una vez que la prueban, no hay vuelta atrás.

Lo mejor es que el cerdo ibérico dispone de numerosas piezas de gran provecho, aunque cada una tiene sus particularidades. Si te da curiosidad probar, te contamos qué partes del ejemplar suelen ser las favoritas y sus características:

  • Lomo: se obtiene de la espalda del cerdo ibérico, es magra y ofrece un exquisito sabor.
  • Solomillo: se ubica sobre el muslo del animal, cada ejemplar da un par de estas. Se considera la carne más magra del cerdo ibérico y resulta muy tierna.
  • Pluma: está entre las paletas del cerdo e igual que en el caso anterior, por cada ejemplar se adquieren dos. Tiene magro, pero también ricas vetas de grasas, otorgando una exquisita textura.
  • Carrillera: a cada lado de la mandíbula se encuentra la carrillera, por ende se compone de fibras musculares. Se suele integrar en guisos para sazonar y al llevarla a la boca se deshace.
  • Presa: por cada cerdo se consigue dos presas y se ubican sobre la paleta. Es una de las piezas más jugosas al tener una generosa infiltración de grasa.
  • Secreto: en el lomo, está el secreto y contiene fibras musculares, así como la deliciosa grasa infiltrada.

Dejar un comentario

Oferta Paleta y Embutidos Ibéricos
  • Paleta Jesús García
  • Chorizo dulce
  • Salchichón herradura
  • 2 sobres de lomo Jesús García
  • Crema de queso
¡Por solo 65€! > Ver oferta
×

Haz tu pedido por WhatsApp

× ¿Cómo puedo ayudarte?